viernes, 13 de marzo de 2009

A MODO DE RE-CREAR SUBJETIVIDADES LIBERADORAS


Los autores creen haber plasmado suficientes elementos de juicio para demostrar acabadamente el fenómeno de la violencia laboral en la práctica enfermera. No han profundizado en este ensayo las cuestiones de los orígenes psico-sociales, antropológicos, políticos y culturales del fenómeno. La Tarea fue una construcción de años, exploratoria, con construcciones parciales que se recopilaron y se integraron en el presente texto.


El obstáculo encontrado al pensar estrategias de abordaje y afrontamiento, lo representa la Naturalización de las actitudes violentas. Se impone a las personas la subjetividad de aceptar las cosas como están (mas allá de cómo son) y este fenómeno paraliza la acción y favorece la reproducción de la violencia laboral.

Desnaturalizando, quitándole el sentido que ejerce la violencia en la construcción de las identidades individuales y colectivas de los sujetos enfermeros, se puede comenzar a pensar la imperiosa y necesaria tarea de plantearnos estrategias de confrontación, resistencia y afrontamiento sistemáticos, más allá de desesperados intentos de mantener el estado de salud mental de los involuntarios protagonistas devenidos en victimas.

Los sujetos enfermeros vienen reproduciendo a lo largo de los años condiciones de vida no saludables y de muerte silenciosa, muchas veces poco digna.

Los conceptos de salud, promoción de la salud, atención primaria y de bienestar y confort son dirigidos hacia el objeto de trabajo, no siendo los enfermeros acreedores de acceder a la salud de la que ellos mismos son proveedores.

Es condición necesaria para lograr lo planteado re-construir identidades libertarias; RECUPERAR LA PALABRA, LA CAPACIDAD DE COMUNICARSE CON LOS PARES, LA CAPACIDAD DE REENCONTRARSE Y CONSPIRAR, (en la acepción y sentido de “respirar juntos”).

Sin dudas la solución individual, es funcional a la estrategia de dominación. Las soluciones colectivas, son funcionales a las estrategias comunes, universales con inclusión para todos.

Dejar de lado la lógica competitiva, las imposiciones neoliberales, los deseos del poder por el poder mismo y las utopías gerenciales, todos conceptos impuestos por sujetos que en definitiva no ejercen los cuidados enfermeros, constituyen la necesaria praxis futura.

Esta praxis requiere replantearse muchos de los supuestos - impuestos que tienen un estatus plenamente vigente en las relaciones profesionales, incluidos algunos de los pilares que se constituyen en los paradigmas de la gestión como herramienta de dominación.

Por lo tanto la sola presencia de este texto en las manos de los enfermeros, de los que dejan su vida en el trabajo y la posibilidad de su lectura critica y reflexión a nivel grupal constituye una incitación a la libertad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.